AMERICAN PSYCHO 2

Muchas fueron las expectativas que se pusieron en American Psycho (Mary Harron, 2000), la esperadísima adaptación de la famosa novela del polémico Bret Easton Ellis. No obstante, la película terminó decepcionando tanto a crítica como público y hoy día -salvo una minoría de incondicionales que la defiende a muerte -muy pocos la recuerdan con gran entusiasmo. Yo, personalmente, no la considero una mala película, la dirección de Mary Harron (Yo disparé a Andy Warhol) está muy lograda y la interpretación de sus actores, especialmente su protagonista, Christian Bale -quién se hizo con el papel después de que se rumoreara durante mucho tiempo a Leonardo Di Caprio -, es muy buena. Sin embargo, a pesar de todo eso, siempre he notado que a la película le falta algo y no termina de arrancar del todo; por lo que no es de extrañar que terminase decepcionando.

Pero vamos a lo que importa. Los responsables del film quisieron sacar algo bueno de la catástrofe y se les ocurrió realizar una secuela de bajo presupuesto -tipo serie B, para mas señas -que iría directa a las estanterías de los videoclubs y así dar algo de dinero. Sin embargo, el resultado fue mucho mas que eso; al menos, en lo que a mi modesta opinión se refiere. American Psycho 2: All American Girl -que fue como se tituló, finalmente, el film -podría haber sido la típica secuela videoclubera y, de hecho, casi todo el mundo lo considera así. Afortunadamente, yo suelo ser un bicho raro que mira mas allá de su apariencia de secuela nefasta. Reconozco que esas estanterías de los videoclubs destinadas a productos que no suelen pasar por las salas de cine acostumbran a estar plagadas de bodrios infumables. Sin embargo, este no es el caso.

El film cuenta la historia de Rachael Newman, una joven que, siendo niña, mató a Patrick Bateman -el yuppie asesino en serie protagonista del primer film -mientras este mataba a su niñera. Quince años después, la chica es ya toda una psicópata que sueña con entrar en el FBI y, para ello, quiere conseguir el codiciado puesto de ayudante de Robert Starkman, su profesor de criminología que, además, es un ex-agente del FBI; de hecho, fue el encargado de investigar los crímenes de Bateman. Pero, para conseguir dicho puesto, Rachael deberá deshacerse antes de los compañeros con mas aspiraciones a quedarse con él: una rubita que se acuesta con Starkman, un niño rico cuya familia acostumbra a hacer sobornosdonativos a la universidad y un negro empollón que parece el doble de Johan Wald.

Dirigida por Morgan J. Freeman -nada que ver con el oscarizado actor -, quién actualmente rueda Homecoming con Mischa Barton (The O. C.), la película estaba protagonizada por la bella Mila Kunis, joven actriz, poco conocida en España, en cuya carrera solo destacan -a parte de unas sexys fotos de la revista Maxim junto a Elisha Cuthbert -su intervención en el telefilm Gia (Michael Cristofer, 1998), junto a Angelina Jolie, y poner la voz a Meg Griffin en la serie animada Padre de Familia. La chica, aunque no es mala actriz, no es ninguna Natalie Portman o Scarlett Johansson. Sin embargo, da vida al personaje de Rachael Newman como si hubiera nacido para él y su interpretación es uno de los fuertes de la película. A parte de ella, en el resto del desconocido reparto, los rostros mas conocidos son los de William Shatner -el ya mítico capitán Kirk de Star Trek -, quién daba vida al profesor Starkman, y Geraint Wyn Davies, actor con un gran parecido a Benny Hill a quién se recuerda de la serie de Tv El Señor de la Tinieblas (Forever Knight), en donde interpretaba a un vampiro policía; aunque también tuvo una importante presencia al principio de la quinta temporada de 24.

El film, a pesar de su secuencia inicial y la relación de Rachael y Starkman con Bateman, rompe por completo con la película anterior y nos sumerge en una historia delirante. Realizada con un estilo mas cercano a los thrillers adolescentes del momento, pero sin caer en los clichés de estos, que al del anterior film. Los asesinatos estás tratados con un humor tan negro que llegan a resultar divertidos. Y el carisma de su protagonista consigue que llegues a identificarte con ella; despertando -un poco -el lado perverso que todos llevamos dentro. No es, ni mucho menos, una versión femenina de Patrick Bateman ni la típica asesina en serie que aparece en este tipo de películas.

A pesar de todo esto, no sé explicar mejor por qué incluyo esta película entre las joyas que mas me han marcado; tal vez porque esta es una opinión demasiado personal. Solo puedo decir que, para mí, una buena película es aquella que me gusta, que me hace disfrutar de principio a fin y, cuando acaba, deseo verla otra vez. Y esta película reune por completo todos esos requisitos. Cada uno tendrá su propia opinión de ella, pero yo no creé este blog para hablar de las películas que gustan o no gustan a otros, sino de lo que me gusta a mi. No sé si habrá alguien mas que piense lo mismo que yo sobre el film, pero eso no me importa.

Puede que, para la mayoría de los mortales, este películón esté destinado a acumular polvo en las estanterías de los videoclubs; y no se equivocan, por desgracia. Tengo asumido que será una película que no pasará a la historia y que será vapuleada constantemente por esos adoradores de lo que se denomina "cine intelectual". Sin embargo, para mi esta es, y será, siempre una gran película y, aunque la historia no me dé la razón, yo siempre la consideraré un clásico; pequeño, pero un clásico.



En fin. Para terminar, aquí dejo el trailer:


3 comentarios:

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Ostia, no sabía que habías creado otro blog de solo pelis, me lo apunto y lo añadire a mi lista de links, no he visto esta, pero si la primera que me gustó bastante, a ver que tal está.
Un abrazo

jack dijo...

La secuela no sabia ni que existia. Me la apunto para cuando tenga banda ancha :D.
Genial este blog, sin menospreciar el otro, me parece mucha más interesante este.

afortuna dijo...

con cariño... tú eres subnormal